La cadena de suministro es la parte de la operación de las empresas que se dedica a poner la mercancía en el lugar, al momento y a un costo óptimo. Éstas son cada vez más complejas en cuanto a la cantidad de productos y la variedad que se transporta. Por ello, la logística ha dejado de ser un marco operativo y se ha convertido en un punto estratégico que puede hacer la diferencia entre el éxito y el fracaso de una compañía. Así lo señala José Ambe, Director General de Logística de México, empresa ganadora del Premio Nacional de Logística 2017 -en la categoría de Consultoría sector”, explica en entrevista para TyT. “Ya la logística no es llevar la mercancía de un lugar a otro, sino que es la que determina la satisfacción o insatisfacción de nuestros clientes. Así que una empresa que invierta adecuadamente en logística, pues definitivamente está posicionada en la preferencia de sus clientes y consumidores”. Ambe indica que esta inversión en logística debe centrarse en una planeación óptima, en identificar cuáles deben ser los niveles de inventario, cómo mejorar la experiencia del consumidor de la cadena de suministro, cómo optimizar los costos, cómo automatizar los procesos y de qué manera aprovechar la tecnología existente para mejorar la operación. “Reducir tres días de inventarios en una cadena comercial que maneja 120 días de inventario de muchos miles de millones de pesos significa liberar una buena parte de los recursos para poder invertirlo en otro lado. O lograr incrementar el nivel de servicio, de un 85 a un 98%, por ejemplo, puede ser la diferencia para que una empresa sobreviva o se quede fuera”, indica. “Porque nosotros como consumidores nos hemos vuelto más exigentes: si la mercancía o nuestros productos no están en el momento, en el lugar, en la cantidad que necesitamos, nos vamos”. Logística de México fue reconocida con el Galardón Tameme precisamente por identificar cuáles son los factores determinantes en una buena planeación y ejecución de la cadena de suministro. Durante 16 años han colaborado en más de 500 proyectos con empresas de diferentes sectores -servicios, manufactura, distribución, procesos-, y han ayudado a que las organizaciones, a través de inversiones en su logística y su cadena de suministro, mejoren sus resultados, incrementen su competitividad y tomen mayor liderazgo en los sectores en los que participan. “Nosotros decimos que nos convertimos en el doctor de las empresas a nivel cadena de suministro y pues como doctores tenemos que asegurar que los medicamentos recetados sean específicos a cada organismo de cada organización”, indica José Ambe, CEO de Logística de México, al recibir el Galardón Tameme 2017. Su metodología parte del levantamiento de un diagnóstico, en el cual detectan la posición logística y de cadena de suministro de las empresas, y a través de éste identifican las áreas de oportunidad y mejora, definen los requerimientos de implementación y de inversión, y entonces ponen en marcha la estrategia. Ambe subraya que el reto de su organización es lograr que las empresas medianas vean la logística como un factor clave, como el diferenciador entre los líderes del mercado y los que están atrás, y reitera que aquellas que se atreven a invertir en su logística son más competitivas. “Tenemos que asegurar que las empresas de los diferentes sectores de cualquier eslabón de la cadena de suministro la volteen a ver de una forma más estratégica y no únicamente operativa”, afirma. Para Logística de México, el Galardón Tameme, el primero que reciben en su primera participación en el Premio Nacional de Logística, los coloca en una posición muy interesante en el mercado y representa que van por el camino adecuado, y al que deberán seguir apostándole.